¿Cómo ahorramos en Portugal?

Como ahorrar unos euritos en Lisboa y Sintra

LISBOA

1. No pagues por aparcar en Lisboa

Nosotros aparcamos cerca de la torre de Belem, en una yogurtería que tiene justo detrás el Monumento a los Descubrimientos. En esa zona hay varios parkings donde seguro que conseguís un hueco sin tener que pagar. Es cierto que en algunos parking hay gorrillas, pero a nosotros no nos llevó más de 10 minutos aparcar en una buena zona. Podéis visitar la torre de Belem, la pastelería Pasteis de Belém y el monasterio de los Jerónimos andando. Para ir al centro de Lisboa hay varias paradas de bus y tranvía muy cerca.

2. Si vas a montarte en tranvía comprueba antes de pagar que la máquina funciona

Era nuestra primera vez en Lisboa y en la oficina de turismo nos dijeron que los tikets se cogían en una maquina en el mismo tranvía. Pues eso, entramos en el tranvía número 15 para ir al centro y cuando fuimos a coger el tiket, la máquina no funcionaba. Una señora nos dijo que no nos preocupásemos, el viaje nos saldría gratis. Así que ya sabéis, aunque pocas veces pase, antes de pagar comprobar que la máquina de pago funciona y si no funciona, os podréis ahorrar 2,90€/persona. 

3. Coger un bus sale más barato que el tranvía

Es verdad que a todos nos hace ilusión coger un tranvía en Lisboa, es uno de sus encantos. Pero, con coger uno es suficiente, ¿no? Para volver puedes mirar qué bus te viene bien (nosotros cogimos la línea 728 y nos dejó en el mismo sitio que nos dejaba el tranvía) y de esta manera pagaras 1,80€/persona. Parece una tontería, pero en nuestro caso que íbamos dos, pagamos casi la mitad (comparado con el tranvía). 

4. Piensa bien a qué monumentos o edificios vas a querer entrar

Es verdad que a todos nos gustaría ver todo, pero en muchas ocasiones hay que mirar al bolsillo y pensarse bien qué ver porque si no puedes gastarte muchísimo. Si lo miras con antelación también existen varios tikets que hacen descuentos entre más de un monumento. Por ejemplo, la torre de Belem y el monasterio de los Jerónimos pueden salirte a 12€.

Quisimos visitar el monasterio de los Jerónimos, pero lo dejamos para la tarde (a la mañana había muchísima fila) y llegamos tarde (eran las 18:00). Fue una pena no poder entrar a ver los jardines, pero nos dejaron entrar gratis a la iglesia, así que algo es algo 😉.

5. Disfruta sitios y edificios por los que no haya que pagar

Hay mil sitios que ver por los que no hace falta pagar y esos son los que más nos gustan a nosotros 😊; pequeñas calles, barrios, antiguas tiendas, miradores … Las redes sociales ayudan mucho para estas cosas, y en nuestro caso estamos muy agradecidos porque por Instagram nos recomendaron ver la iglesia de Santo Domingo y nos encantó. Es una iglesia que sufrió un incendio en el año 1959 y se mantiene tal y como quedó en su día, es impresionante. Lamentablemente, el pasado oscuro de esta iglesia no está solo asociado a fenómenos naturales, sino también a la acción del ser humano: fue en ella donde la Inquisición celebraba sus actos públicos de fe, enunciaba sus condenas y enviaba a la hoguera instalada en el Terreiro do Paço a los infieles, que morían quemados vivos.

6. Aprovecha para comprar bebida y algún tentempié en supermercados

Nosotros como teníamos poco tiempo para ver Lisboa nos pegamos todo el día pateando y no paramos en ningún bar a tomar algo. Disfrutamos igual en un banco a la sombra en las calles de esta maravillosa ciudad, y de paso ahorramos unos euros (que los supers siempre son más baratos). 

7. Si quieres comer bien en algún restaurante ojea antes algo por internet

A nosotros nos encanta la aplicación Tripadvisor los comentarios suelen ser recientes y acertados, tanto en precio como en calidad. También podéis utilizar esta aplicación para ver qué opina la gente sobre diferentes pueblos, monumentos, actividades …

SINTRA

1. Si queréis ver el palacio da Pena, madrugar e ir en coche o furgo

Nos dijeron que aparcar en Sintra pueblo era difícil y más aún en los parking habilitados para ver los monumentos. Así que fuimos el día anterior y como el FP estaba ocupado dormimos en un parking del pueblo (ya os lo comentamos en el anterior post.)

Nuestra sorpresa fue cuando para ir al Palacio da Pena en bus tuvimos que pagar 5,50€/persona (solo por llegar allí, después la entrada aparte…). Nos pareció bastante caro y por eso os recomendamos madrugar e ir en coche y ahorraros ese dinero. 

2. Si hay mucha gente, pensar si os merece entrar a ver el palacio da Pena por dentro

No vamos a negar que es precioso y que impresiona verlo ya que parece que viajas al siglo XIX. Fue el príncipe Fernando II de Portugal, esposo de la reina María II de Portugal, quien ordenó la construcción del palacio da Pena en 1836. Actualmente si entramos a visitar el interior la mesa está puesta, las camas, escritorios, techos… todo está como era antiguamente. Pero, nosotros al menos tuvimos la mala suerte de verlo con muchísima gente y nos agobiamos bastante. Eso de no poder ver tranquilamente las cosas, pararte cuando te apetece e ir pasito a pasito no es lo nuestro. Nos agobiamos bastante y no disfrutamos de la visita tanto como nos hubiese gustado. Por eso, si os agobia ver las cosas así pensároslo antes de coger la entrada para ver el interior, y si sois de los que tenéis paciencia y no os importa ver las cosas entre muchísima gente no dudéis en entrar porque es muy bonito e impresiona.

También dan la opción de coger un mini bus para subir hasta el palacio por 3€, no merece la pena a no ser que vayáis con personas mayores o personas con movilidad reducida. Se sube en 10-15 minutos andando sin mayor dificultad y bajar aún cuesta menos.

Aquí os dejamos toda la información de los precios.


3. Si vais a ver la Quinta de la Regaleira ir andando hasta la entrada

Vimos que mucha gente cogía taxis para llegar hasta ahí pero está muy cerquita del pueblo y no merece la pena gastar en ello. Preguntar por la oficina de turismo o llegar a ella siguiendo los carteles y una vez allí, siguiendo el camino a mano izquierda (si tenéis dudas preguntar en la misma oficina) llegareis en unos 10 minutos andando. La entrada cuesta 6€ y en nuestra opinión merece mucho la pena, nos impresionó y nos encantó. Los jardines son preciosos, los caminos subterráneos… todo muy muy bonito. Eso sí, llevar frontales o batería en el móvil para usar la linterna porque en los subterráneos no se ve nada y nosotros vimos como un chico se caía al agua (no debe ser muy común, pero pasa); además que algunas zonas no son muy altas y hay que pasar agachados si no queréis llevaros un buen coscorrón.

4. Sintra es un pueblo muy turístico y los restaurantes no son baratos

Nosotros que hicimos este viaje “low cost” nos pareció que ningún restaurante tenía ningún menú a buen precio. Vimos un par de sitios con menú barato pero lo que ofrecían no nos llamaba nada y al final optamos por volver a la furgo y hacernos allí algo. Ese día ya habíamos gastado bastante con las visitas. Así que ya sabéis, para comer tenéis varias opciones; tener en cuenta que no va a ser barato y comer a gusto en una terraza, llevaros un bocadillo o algo ya hecho o, en caso de los furgoneteros, volver a nuestras casitas rodantes y prepararnos el menú allí 😉

¡Ah! Si tenéis tarjeta joven no os la olvidéis en casa, en la mayoría de sitios turísticos hacen mínimo un 10% de descuento y en algunos incluso más, en la torre de Belem y en el monasterio de los Jerónimos por ejemplo es un 50%.

¡Y hasta aquí por el momento!

Si queréis saber más cosas concretas podéis comentar aquí abajo y os podré contestar directamente o escribirlo en los siguientes entradas.


¡Si entráis en la galería podréis ver todas las fotos de la escapada!

Galería de fotos de Portugal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *