Cambiando el Interior

Cambiando el interior

En este post os vamos a contar un poquito cómo hemos organizado y distribuido el interior de nuestra T4. Al final de todo podréis ver cuánto nos hemos gastado.

Antes de nada, comentar que la furgo ya venía camperizada cuando la compramos, pero como no se adaptaba totalmente a nuestras necesidades decidimos cambiarla.

Ya os contamos en el post anterior que lo primero que hicimos fue sacar todo de dentro para poder aislarla y poner el suelo. La razón principal de decidir cambiar la estructura con la que la compramos fue la altura. Nos daba la sensación que estaba muy baja la cama y que tendríamos poco espacio de almacenamiento; además de no tener mesa y no poder poner el potti en ningún sitio.

Antes de empezar con el cambio diseñamos la estructura en el ordenador teniendo en cuenta la altura del potti e intentando tener el mayor espacio posible para después guardar cosas. Mantuvimos el mueble lateral alargado, cambiándole las puertas por unas correderas (porque nuestra cama iba a ser más alta, y sino no podríamos abrirlas).

Siguiendo el diseño un familiar nos ayudó a hacer la estructura de madera (contrachapado 15mm) y después pintamos todo. En la anterior furgo teníamos simplemente la estructura para la cama y siempre acabábamos metiendo todo de malas maneras, por eso, este viaje hemos decidido hacerle a todo cajones. Así creemos que podremos mantenerlo todo más ordenador y mejor.

Como ya hemos comentado antes, también queríamos poner una mesa interior. Es verdad que en verano se cocina y se come agustísimo en la “terraza”, pero en días de lluvia o en invierno viene bien tener un espacio donde poder estar dentro, ya sea para comer, jugar a cartas o incluso trabajar un ratito en el ordenador. Para ello compramos una barra en lulukabaraka. Para poder estar cómodos en la mesa, hicimos un pequeño sofá aprovechando las tablas de la cama. Le hicimos unos agujeros atrás y lo sujetamos con unas barras de aluminio (de quita y pon).

Es una camperización sencilla, pero se adapta a todas nuestras necesidades. Si vemos que vamos necesitando más cosas siempre podremos ir modificándolo poco a poco. Y para ir terminando os dejamos ya una foto de cómo se nos queda la cama. Esperemos que os guste y que os ayude a los que estéis ahora en este proceso de camperizar la furgo. Al principio cuesta, se va poco a poco… pero al final, ¡merece la pena!

Y ahora, la cartera… os queríamos contar cuánto y en qué nos hemos gastado el dinero pero la verdad que no nos salen todos los gastos. Así que, os dejamos la lista de las cosas más “gordas” que hemos tenido que comprar, pero aun así este tiket no corresponde a lo que realmente hemos gastado… ya sabéis, siempre acaban saliendo pequeñas cosas por todos lados que no se contabilizan y se olvidan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *