¡Haciendo la furgo más nuestra!

¡Haciendo la furgo más nuestra!

Como ya os contamos en el post anterior, nos costó muchísimo elegir nuestra furgo. Aitor estaba encabezado en buscar una T5 pero lo que en realidad buscábamos era imposible. Queríamos que la furgo tuviese pocos kilómetros, costase poco y que pudiésemos probarla en nuestro taller de confianza; vamos, algo prácticamente imposible.

Después de varios meses buscando por Internet, y viendo que lo que queríamos no iba a poder ser empezamos a valorar otras opciones. Teníamos bastante claro que queríamos una VW porque tenemos muchos conocidos y familiares a los que les están durando muchísimo y no les han dado problema.

Decidimos buscar una T4 y justo el mismo día en el que descartamos la última T5 apareció nuestra furgo. La encontramos cerca de donde nosotros vivimos, pudimos llevarla a nuestro taller y los vendedores fueron un encanto.

Buuueno, después de esta pequeña chapa vamos a lo que realmente interesa, ¡el cambio de la furgo!

Tenemos la suerte de contar con taller propio que nos ha dado muchiiisimas facilidades.

Paso 1- Aislamiento

Lo primero que hicimos fue ir a preguntar por diferentes tipos de aislantes. Vimos que el más utilizado y el que mejores resultados daba era el Kaiflex; pero además de que se nos iba un poco de nuestro presupusto, contabamos con suficiente espacio como para poder colocar otro tipo de aislantes más gruesos.

Nuestra furgoneta fue un furgón de carga pero los anteriores dueños ya la camperizaron y la panelaron. Esto nos facilitó mucho el trabajo.

*el aislante que utilizamos fue un Térmico Isover y los 6m nos costarón 29,95€ en Leroy Merlín.

Paso 2- Suelo

Dudamos entre colocar suelo adhesivo o parquet y al final nos decidimos por la segunda opción. Nos pareció económica, con un mejor acabado, que a la larga duraría más y sería más sencillo de limpiar.

Nunca habíamos hecho este trabajo y aunque no nos pareció excesivamente complicado, seguramente nos costó mucho más tiempo que a un profesinal 😉

*el parquet costó 30€ en Brico Depot. Compramos dos cajas y nos sobró más de ½
Paso 3- Chapa

Aprovechando que la furgoneta ya estaba en el taller empezamos a sacar pequeños y grandes bollos; tenía más de un golpe pero no estaba tan mal, si no llegamos a tener el taller se hubiera quedado así.

Paso 4- Luna

Solo contábamos con la ventana del portón. Al principio pensamos en dejarlo así pero nos pareció que a la hora de hacer vida dentro íbamos a tener que estar constantemente con luz artificial. Por eso, decidimos ponerle la ventana de la puerta corredera.

*El precio de la ventana son 40€ + tintado 30€ + goma de ajuste 40€ (esto no nos lo esperábamos :O)
Paso 5- Pintura

Uno de nuestros quebraderos de cabeza. Desde que la compramos sabíamos que queríamos algo diferente. Una vez terminado todo lo anterior solo nos faltaba pintarla. ¿Cómo? ¿Qué le hacemos? Esas preguntabas una y otra vez…

Teníamos claro que queríamos pintarla de dos colores y que el principal sería el blanco (por los interiores). Nuestras dudas fueron el segundo color y desde qué línea, más alta, más baja… Al final nos lanzamos y así es como ha quedado


¡¡ESTAMOS ENCANTADOS!!

PD: A la vez que avanzábamos con el exterior de la furgo también hemos ido cambiando el interior. Teníamos un mueble pero no se ajustaba a nuestras necesidades así que estamos cambiándolo. En cuanto lo terminemos haremos un nuevo post para enseñároslo.

One Reply to “¡Haciendo la furgo más nuestra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *