Mallos de Riglos

Mallos de Riglos

Visitamos los Mallos de Riglos en un fin de semana. Llegamos el viernes a la tarde y subimos hasta el parking público más cercano a los mallos de Riglos.

Lo primero, como siempre, fue asentarnos y preparar la furgoneta para la noche. Seguido visitamos el pueblo y estuvimos tomando algo en un bar que estaba al lado. Vimos que el parking estaba rodeado por un pequeño supermercado, un par de bares, un albergue y una piscina municipal. Pasamos la primera noche junto a otras tres furgonetas, sin ruidos y sin ningún problema.

A la mañana siguiente, nos levantamos temprano para hacer un sendero que habíamos planeado, y vimos que para primera hora ya empezaba a haber mucho movimiento de coches y el parking se llenó pronto.

Para realizar la ruta había dos opciones, la que nosotros hicimos de 2h 20minutos, y otra para montañeros más preparados, de unas 5-6 horas. La ruta corta era preciosa y sencilla. La vista desde arriba nos pareció impactante, y el descenso, también muy bonito.

Al bajar, comimos tranquilamente en la furgoneta y para descansar y poder asearnos, vimos que las piscinas municipales no eran nada caras (no recordamos el precio), así que pasamos la tarde en ellas.

La segunda noche la pasamos en el mismo parking sin problemas, de nuevo con unas 3-4 furgonetas.

El domingo, después de desayunar, recogimos y fuimos a visitar el Castillo de Loarre, a unos 27 kilómetros. La entrada cuesta 4,50€, pero con el carnet joven se nos quedó en 3€. La entrada se compraba en el bar que queda antes del Castillo. Había la opción de coger visita guiada por otros 5€, pero nosotros preferimos verla por libre.

El Castillo tenía rincones encantadores y había mucha historia en ellos. Además del propio Castillo, al quedar en una zona elevada, las vistas que se observaban desde él eran espectaculares.

De vuelta, visitamos el embalse de las Navas y también paramos en X puente para sacar unas fotos y ya de paso, para ver como practicaban puenting.

La escapada nos gustó mucho, pero dadas las condiciones del parking (Sin WC ni Agua), creemos que con una noche, hubiera sido suficiente para visitar tanto los Mallos de Riglos como el Castillo de Loarre.


Galería de fotos de Mallos de Riglos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *